Publicado: 5 de Julio de 2017

Hoy en día se está moviendo cada vez más y más rápido la industria del LED. Y es, sin duda, gracias a las increíbles prestaciones que esta tecnología nos ofrece: un ahorro de casi el 80% comparado con una bombilla antigua, larga longevidad y, por ende, la reducción de mantenimiento, y la reducción de residuos peligrosos, ya que no contienen mercurio como las antiguas bombillas.
En relación con estás ventajas, ahora nos toca conocer las características de los LEDES para poder escoger bien que producto se adapta a nuestra casa (o local). La siguiente explicación nos ayudará a saber diferenciar un buen producto de uno malo, y ya no nos guiaremos simplemente por el precio. Ya que, comprar un producto simplemente por ser barato, al final nos puede costar caro.
Ahora repasaremos todas las características del LED:

  • Potencia (watios):

La potencia es una de las características que más conocemos y una de las que más se diferencia a las bombillas de mercurio: la potencia de una bombilla de mercurio de 60W equivale (aproximadamente) a 7W en LED. Los watios es la potencia que absorbe un producto eléctrico para su funcionamiento en un momento. Cuando nos referimos a las bombillas, nos referimos a la energía necesaria para que una bombilla se encienda y emita luz.


  • Lúmenes (lm):

Los lúmenes es la magnitud que mide la cantidad de luz emitida (intensidad lumínica). Esta magnitud es la que realmente nos indica cuanta luz nos va a aportar la bombilla. Para saber si una bombilla es buena comparado a otra, una de las cosas que debemos hacer es la cantidad de lúmenes por watio gastado, cuanto mayor sea este número, mejor. 


  • Temperatura (Kelvin - K):

La temperatura asociada a una bombilla LED viene dado por un número expresado en Kelvin (K). Las temperaturas más usadas son: las cálidas (2900k - 3900k), natural (4000k - 5700), y la luz fría (5700k - 6500k). Cada tipo de luz se usa en un entorno diferente, ya sea en casa o en el trabajo, por ejemplo: en una cocina se suele poner una luz fría y en una tienda de ropa una luz más natural.

  •  Ángulo de apertura:

El el ángulo geométrico que dibuja la luz emitida por la bombilla. Hay bombillas de 365º de apertura en el que los LEDES de su interior están situados de tal manera que emite por todas las direcciones, lo usual son las bombillas o plafones de 180º. A veces cuando queremos iluminar un cuadro, o un escaparate es mejor fijarnos en una lámpara LED de menos ángulo de apertura, como por ejemplo de 45º o menos.


  • Índice de reproducción cromática (CRI):

Es una magnitud, representado del 1 al 100, que nos indica la fiabilidad de la luz aportada en cuanto a distorsión de colores: nos indica cómo de reales son los colores que vemos con esa bombilla o lampara LED. Cuanto el número sea más alto, mejor. El número 100 sería la luz proveniente del sol.


  • Vida útil:

Como he dicho, la vida de una bombilla LED en superior a las bombillas antiguas y te ahorran bastante tiempo de mantenimiento, pero esta característica tiene un pequeño matiz. Con vida útil no nos referimos lo que dura la bombilla hasta que se termina de fundir, si no, nos referimos al tiempo que dura la bombilla hasta que pierde un 30% de su iluminación total cuando es colocada en casa. Todas nuestras bombillas, o lamparas LED tienen 2 años de garantía, o sea, le garantizamos que como mínimo durarán 2 años en su vivienda o trabajo.


  • Lámpara dimmable:

Las lamparas o bombilla LED dimmable, son aquellas que permiten variar su intensidad lumínica: hacer que una bombilla de 10W haga luz como una bombilla de 5W o menos, simplemente para dar una sensación de luz ambiental y luego poder volverlo a cambiar siempre que se quiera con un regulador especial para bombillas LED. Tiene que ser especial para bombillas LED por el bajo gasto de energía que requiere la bombilla LED para encenderse. 


  • COB/SMD:

Las siglas COB y SMD se refieren al tipo de fabricación de la bombilla o lámpara LED. Las lámparas SMD se tratan de tener varios chips pequeños repartidos por la lámpara. Lo bueno de este tipo de fabricación es que puede conseguir cualquier ángulo de luz que quiera el fabricante, ya que el chip LED lo pueden instalar donde se desee. Las lámparas COB son lámparas LED con solo un chip grande en ella. Este tipo de chip suele ser más longevo que el chip montado en SMD por que soporta mejor el calor generado y lo disipa mejor, su eficiencia energética es mayor que el SMD y, por último, el chip montado en COB no es tan versátil en cuanto a formas, tamaños y ángulo de apertura como el chip SMD.